Que Es Un Programa De Mantenimiento Preventivo Y Correctivo

El mantenimiento de los equipos y maquinarias es fundamental para garantizar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil. Existen dos tipos de mantenimiento: el preventivo y el correctivo. En este artículo, te explicaremos en qué consisten y cuál es su importancia.

¿Qué es el mantenimiento preventivo?

El mantenimiento preventivo es aquel que se realiza de forma programada y regular con el objetivo de evitar posibles fallos o averías en los equipos. Se lleva a cabo antes de que se produzca una falla y busca mantener el equipo en óptimas condiciones de funcionamiento.

Este tipo de mantenimiento se basa en la realización de inspecciones, limpiezas, lubricaciones, ajustes y calibraciones periódicas. De esta manera, se pueden detectar posibles problemas antes de que se conviertan en fallos mayores que puedan paralizar la producción.

¿Qué es el mantenimiento correctivo?

¿Qué es el mantenimiento correctivo?

El mantenimiento correctivo, por otro lado, es aquel que se realiza después de que se ha producido una falla o avería en el equipo. Su objetivo es reparar el equipo y devolverlo a su estado de funcionamiento normal.

Este tipo de mantenimiento suele ser más costoso que el preventivo, ya que implica la reparación o sustitución de piezas y la paralización de la producción durante el tiempo que dure la reparación.

¿Por qué es importante el mantenimiento preventivo y correctivo?

El mantenimiento preventivo y correctivo es importante porque:

  • Reduce el riesgo de fallos y averías en los equipos.
  • Prolonga la vida útil de los equipos y maquinarias.
  • Mejora la eficiencia y productividad de la empresa.
  • Reduce los costos de reparación y sustitución de equipos.
  • Mejora la seguridad de los trabajadores al reducir los riesgos de accidentes.

Conclusiones

Conclusiones

el mantenimiento preventivo y correctivo es fundamental para garantizar el correcto funcionamiento de los equipos y maquinarias de una empresa. El mantenimiento preventivo ayuda a evitar posibles fallos y averías, mientras que el correctivo permite reparar los equipos cuando se produce una falla. Ambos tipos de mantenimiento son importantes para prolongar la vida útil de los equipos, mejorar la eficiencia y productividad de la empresa, reducir los costos de reparación y mejorar la seguridad de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad